Imagínate estar suspendido de un par de cables de acero erguido y boca abajo a mas de 30 metros de altura en un arnés tipo alas-delta, para luego pasar a experimentar el Swing; un columpio gigante que te permitirá ver el valle de Santiago desde un lugar privilegiado y del que repentinamente y luego de una escalofriante caída libre sobrevueles el recorrido del Swing a gran velocidad pasando a 2 metros del suelo.....


El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player